martes, 10 de julio de 2012

LA MISTERIOSA ISLA DE MALDEN

La Isla Malden es una isla pequeña e inhabitada del océano Pacífico central, de forma triangular ( bastante parecida  a la isla de Pascua ) con una superficie que no supera los 40 kilómetros cuadrados, que forma parte de las Islas de la Línea, pertenecientes a la República de Kiribati, y fue descubierta el 30 de julio de 1825 por el navegante inglés George Anson Byron, primo del famoso poeta, cuando regresaba a Gran Bretaña a bordo de la fragata HMS Blonde, luego de repatriar los restos del Rey y la Reina de Hawáii, que habían muerto de sarampión durante su visita a Londres.
Recibe su nombre en honor al lugarteniente de Byron, Charles Robert Malden, quien fue el encargado de explorarla por primera vez, encontrándose con playas, llanuras cuyos puntos más altos apenas sobrepasaban los 10 metros sobre el nivel del mar, una laguna salada conectada al mar por un sistema subterráneo de túneles, una vegetación escasa compuesta por arbustos, hierbas y flores y un par de lagartos y aves migratorias.
Pero lo que sorprendió de sobremanera a Malden fueron unas misteriosas y extrañas construcciones megalíticas compuestas por pirámides, plataformas, templos, casas, tumbas y carreteras diseminadas por toda la isla, principalmente alrededor de los bordos de playa, en sus lados norte y sur, que evidenciaban la presencia en el pasado de algún tipo de civilización.
Las especulaciones sobre los orígenes y funciones de estas construcciones se dispararon en diversas direcciones y continúan siendo controversiales, aunque la más aceptada es la de su orígen polinesio, que presupone una cultura compuesta por un muy reducido número de personas, que habitó el lugar durante miles de años ( la misma explicación que ha tratado de darse al pasado de la nó menos enigmática Isla de Pascua ), sin intentar comprender qué sucesos previos pudieron haber colocado a dicha supuesta cultura en una isla perdida en el medio del océano, lejos casi por igual de todos los continentes y con casi ningún recurso natural, ni porqué en un lugar así alguien puso alguna vez tan enorme esfuerzo en construír pirámides, templos y plataformas de una antigüa red de caminos pavimentados que además conducen directamente hacia el océano.
¿ Resabios de un pueblo marinero que utilizaba la isla como punto de encuentro, tal vez por constituír un punto estratégico?.
Si se considera esta posibilidad, debe aceptarse a continuación que había muchas tierras sobre las aguas que ahora estan sumergidas, pues hoy día Malden no puede ser punto geográficamente estratégico absolutamente de nada ( ver ubicación abajo ).
O tal vez, sencillamente, restos de caminos que antes no conducían hacia las aguas, sinó que integraban una enorme masa de tierra.
Una evidencia de lo fuerte que puede ser esta última especulación la brindó Rich Hoffman, explorador e investigador quien, escribiendo sobre los hallazgos in situ de su colega Mitch Williamson, reportó que los templos de Malden son muy similares en su arquitectura a otros encontrados en otra isla, Nan Madol en Pohnpei, distante unos 5.475 kilómetros, y que hay un sendero de basalto que conecta ambas islas bajo cientos de metros de agua.
Pirámides escalonadas de 9 metros de altura, 6 de ancho y entre 27 y 60 de longitud, abordadas por  caminos empredrados que siempre conducen al mar franqueados por dólmenes, y 40 templos de piedra alimentaron la imaginación de quienes consideraron el lugar como una evidencia del continente perdido de Mu o Lemuria.
En la isla existen 21 sitios arqueológicos, siendo los más grandes tres que se encuentran en su lado noroeste, en uno de los cuales además de restos de templos, pistas, plataformas y tumbas, se encuentra un pié gigante, que tampoco nadie puede explicar qué pretende simbolizar.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...