lunes, 10 de septiembre de 2012

SIEMBRAN UNA OREJA EN LA ESPALDA DE UNA RATA

En lo que se considera un enorme avance en la ciencia de reconstrucción y transplantes de órganos, científicos del Hospital General de Massachusetts en los Estados Unidos han logrado hacer crecer por primera vez en un laboratorio orejas sustitutas idénticas a las del propio paciente a partir de sus propias células, y esperan le pueda ser implantada dentro de un año.
Se utilizó un marco de titanio como estructura base para generar la reconstrucción  y un modelo tridimensional de plástico de la oreja derecha, en un laboratorio en Boston.
Los investigadores vienen trabajando en este tipo de desarrollo desde hace 20 años, pero hasta ahora no habían sido capaces de superar los obstáculos del desarrollo para que se convierta en un proceso práctico, según explicó Cathryn Sundback, director del laboratorio de ingeniería de tejidos en el Massachusetts General Hospital.
Pero ahora se ha encontrado la solución, a partir de la utilización de un modelo de ordenador de la oreja de un paciente, y la confección de un marco de titanio cubierto de colágeno, que es la proteína natural que da elasticidad y fuerza a la piel.
Se Toma  un recorte de cartílago desde el interior de la nariz o entre las costillas y se colocan en el andamio junto con semillas de estas células, y  se incuban durante aproximadamente dos semanas en una placa de laboratorio haciendo crecer más cartílago.
En una prueba realizada a partir del cultivo durante 20 semanas de una oreja con células de oveja, Cathryn Sundback, directora del laboratorio de ingeniería de tejidos en el Massachusetts General Hospital, tomó  una rata de laboratorio y le implantó el oído suturándola en su espalda. 
"Hemos resuelto todos los problemas técnicos", comentó Sundback.
Ahora están listos para buscar la aprobación de la Food and Drug Administration para realizar el implante en el paciente, lo cual puede demorar aproximadamente un año.
Esta investigación de bioingeniería ha sido posible gracias a la creación por parte del gobierno estadounidense, del Instituto de las Fuerzas Armadas de Medicina Regenerativa (AFIRM) hace cuatro años,  red que incluye los mejores hospitales y universidades a las cuales see adjudicaron 300 millones de dólares en subvenciones para impulsar  nuevos tratamientos, y que los mismos puedan ser aplicados a los soldados.

1 comentario:

Sergio Cobox dijo...

Increiblemente fue muy sensacional quisiera q arreglaran mis orejas que estan mal

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...