martes, 21 de agosto de 2012

TOTAL RECALL 2012 ( “EL VENGADOR DEL FUTURO” / “ DESAFÍO TOTAL “), LA PELÍCULA

IMPLANTANDO UN RECUERDO ARTIFICIAL 
Lo primero que hay que aclarar antes de abordar la crítica de esta película es que no se trata de una remake de El Vengador del Futuro con Arnold Schwarzenegger dirigida en 1990 por Paul Verhoeven, sinó de una adaptación del cuento de Philip K.Dick “Podemos Recordarlo Por Ud. Al Por Mayor” ( 1966 ) realizada por el director de “Underworld” y “Duro de Matar 4”, el pisciano Len Wiseman. 
Esta aclaración es fundamental porque elimina estériles intentos de comparación. 
Wiseman sabe que ya no puede sorprender al espectador como lo hiciera Verhoeven ayudado por la natural ingenuidad de Schwarzenegger, ni engañarlo con la complicidad de una excelente Sharon Stone, y por lo tanto ni siquiera lo intenta, encarando su adaptación con una propuesta diferente, que paradójicamente respeta más a nivel argumental la obra original pero se aleja de la profundidad de sus planteos. 
La película aparece ambientada en un futuro que es claramente un homenaje a “Blade Runner”, con sus climas permanentemente lluviosos y su mezcla cultural, todo desarrollado de manera excelente por Wiseman, que además logra magníficas secuencias de acción y un ritmo vertiginoso que no dá respiro hasta el final. 
El director elige envolver ese peligro constante que viven sus personajes en un contexto de explotación social extrema ( un tema que parecer ser recurrente en las últimas producciones hollywoodenses ), en el que además el poder pergreña un magnicidio de los explotados y su reemplazo por robots, y aprovecha el ambiente futurista para crear varias excelentes y originales escenas, entre las cuales se destaca el rodaje de la primer persecución de automóviles magnéticos, una fabulosa recreación donde se respeta a ultranza la física y lo posible, que la mantienen dentro de lo creíble con el consecuente agradecimiento del espectador, harto del infantilismo descuidado e incompetente conque se resuelven en otras producciones , malgastándose millonarios presupuestos en efectos especiales que nadie puede creerse ni mínimamente, y donde todavía no queda muy en claro si sucede debido a una falta alarmante de neuronas de sus creadores o a una falaz subestimación del público. 
No es el caso de Wiseman, que trabaja todo impecablemente, y además se toma unos minutos para hacer un par de guiños al espectador que vió la versión de Verhoeven, como los de la escena del aeropuerto. 
El trabajo de los actores es profesional sin ser descollante con el sobrio geminiano Collin Farrell en el protagónico y tal vez cierta sobreactuación por parte de las dos mujeres, “la mala” ( la leonina Kate Beckinsale ) y “la buena”( la pisciana Jessica Biel ) ( además muy parecidas entre sí ), y aquí hay que destacar el principal defecto de la película, que es sacrificar el guión de Dick a su mínima expresión para priorizar la acción y quitarle así la profundidad que merece este fabuloso novelista estadounidense, pero en definitiva Wiseman no hace más que seguir la tendencia del cine del siglo 21, que intenta equivocadamente convertir en protagonistas a los efectos especiales por sobre los actores y el mensaje. 
Aún así, el director logra lo que la mayoría no hace, que es que la protagonista sea la propia película, un logro, por cierto, bastante difícil de conseguir. 
En resúmen, el film seguramente no se convertirá en un objeto de culto ni en una obra memorable, pero es extremadamente entretenido, respetuoso del espectador, y sin golpes bajos. 
Wiseman se asemeja a un profesional piloto de avión comercial que ofrece un despegue sobrio, un vuelo previsible pero firme, y un aterrizaje sereno y seguro. 
Mucho, muchísimo más de lo que pueden ofrecer la mayoría de los directores de cine actuales, tanto novatos como seniles.

1 comentario:

sofia martínez dijo...

Visualmente esta cinta se disfruta mucho, y a diferencia de la versión de los 90´s, ésta está apoyada de buenos elementos técnicos que favorecen mucho los efectos especiales y por lo tanto se disfruta. Hace tiempo la vi por casualidad en HBO Brasil y me llevé grandes sorpresas pues es muy atractiva y entretenida. Una excelente opción para tarde de películas.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...