jueves, 19 de julio de 2012

EL SECRETO DE CALAKMUL Y LAS EVIDENCIAS MAYAS EXTRATERRESTRES

Esta controversial historia comenzó cuando el famoso y polémico productor Raúl Julia Levy ( supuestamente hijo del actor Raúl Julia ), secundado por los propios gobiernos de México y Guatemala, informaron públicamente que se habían unido para difundir conjuntamente un documental que revelaría contactos de la civilización maya con seres extraterrestres, a través de la presentación de códices, artefactos e importantes documentos corroborados por arqueólogos, la mayoría de ellos encontrados hace más de 80 años en las ruinas de Calakmul y que se mantienen todavía en completo secreto, siendo supuestamente custodiada la zona arqueológica en cuestión por el Ejército durante las 24 horas mientras los hallazgos se suponen protegidos por el gobierno en bóvedas subterráneas. 
Julia afirmó que se había enterado de esta información clasificada a través del ex presidente mexicano Vicente Fox, un amigo de su familia, y que personalmente tramitó un acuerdo de colaboración arqueológica entre el actual presidente mexicano y el guatemalteco que le llevó cuatro años, explicando que inicialmente ambas administraciones se mostraron escépticas pero cambiaron su modo de pensar radicalmente al avanzar en el conocimiento del material existente. 
Representantes de los gobiernos mexicano y guatemalteco no sólo no negaron lo relatado por Julia, sinó que confirmaron con audaces declaraciones todo lo expuesto por el actor y en este caso productor ( lo cual le agregó al proyecto un halo de credibilidad que suele ser muy difícil de conseguir en empresas como ésta ).
Se informó que la producción estaría a cargo, en Guatemala, de Juan Diego Rodríguez Gonzáles, y en México, de  Eduardo Vértiz y que el documental se presentaría bajo el título de "Revelations of the Mayans 2012 and Beyond". 
Inicialmente, se ofreció la dirección al galardonado Juan Carlos Ruffo, pero éste abandonó el proyecto antes de que comenzara la producción.
La fecha de inicio del rodaje fue fijado para el pasado 15 de Noviembre de 2011 con la intención de estrenarlo a fines del presente 2012, aprovechando la expectativa mediática que originará la proximidad del 21 de diciembre, fecha que significa el fin de un importante ciclo en el calendario maya y que ha sido falazmente mediatizado como "el fin del mundo" con bastardas intenciones comerciales. 
RUINAS DE CALAKMUL
El secretismo rodeó desde un primer momento la naturaleza de las revelaciones que se pensaban dar a conocer ( recurso comercialmente muy válido para incrementar las expectativas que es utilizado con total normalidad en la actualidad en todo tipo de evento mediático, incluso el científico ), y tanto los gobiernos involucrados como Raúl Julia Levy sólo anticiparon generalidades ambigüas pero intrigantes, cumpliendo ambos a la perfección el clásico ceremonial del merchandising.
En el caso de Julia Levy declaró que había elegido el formato de un documental para llegar con más fuerza que con un libro y que en el mismo se presentarían pruebas contundentes e irrefutables sobre contactos extraterrestres con la civilización maya ( que como ya hemos visto en otros posts son una de las líneas que  continúan el linaje de otra cultura más antigüa, la olmeca ).
Las autoridades guatemaltecas y mexicanas, sumadas a los Concilios mayas de ambos países, refrendaron las manifestaciones del productor ( incluído el INAH ): Luis Augusto García Rosado, Secretario de Turismo del estado mexicano de Campeche, dijo en una entrevista concedida a la publicación The Warp que " ha aparecido nueva evidencia del contacto entre los mayas y los extraterrestres, y esto está apoyado por traducciones de ciertos códices que el gobierno ha resguardado en bóvedas subterráneas por algún tiempo." y también en un posterior reportaje telefónico habló de pistas de aterrizaje de más de 3.000 años de antigüedad descubiertas en plena jungla mexicana.

Por su parte, Guillermo Novielli, Director del Instituto Nacional de Turismo de Guatemala, comentando sobre la pirámide maya de la Danta en el sitio arqueológico denominado "El Mirador" de Guatemala, declaró: “Guatemala, como México, hogar de la antigua civilización maya, también ha mantenido en secreto ciertos descubrimientos arqueológicos provocativos, y ahora cree que es el momento de mostrar esta información en un nuevo documental.” 
Para corolar estos impactantes testimonios se informó que en el documental participarían renombrados científicos como el profesor Stephen Hawking y varios líderes mundiales.

Hasta aquí, la crónica de acontecimientos relacionados directamente con el anunciado documental, que por si fuera poco, fueron apoyados por la difusión de algunas espectaculares fotografías que integrarían el combo a exhibir en "Revelations" y que muestran claras imágenes de OVNIs y seres aparentemente de varias especies alienígenas interrelacionándose con nativos mayas o incluso rodeando plantaciones de maíz que, de ser auténticas ( si el material está verdaderamente avalado por los gobiernos de dos países es de suponer que, previamente a autorizar su difusión, habrán seguido los procedimientos de validación más científicos a su alcance ) provocarían un considerable revuelo, no sólo en la opinión pública, sinó en los mismos cimientos de la interpretación ortodoxa del pasado prehistórico ( ver fotos arriba y abajo ).


LA SERPIENTE EMPLUMADA SE CONVIERTE EN CULEBRÓN JUDICIAL
RAUL JULIA LEVY ( FOTO FUENTE: LOS DIVULGADORES  )
Los bombos y platillos mediáticos sonaron con mayor estridencia aún cuando, habiéndose ya iniciado el rodaje del documental, Raúl Julia Levy presentó una denuncia por robo de material fílmico, e inició un estruendoso "culebrón" de acusaciones mutuas con la filántropa y escritora norteamericana Elizabeth Thieriot, que participaba activamente en la producción del film.
Según la querella N° CCH-2053/1ERA/2012 caratulada "Abuso de confianza, fraude y robo ", el medioidía del 14 de abril de 2012 Julia Levy recibió en su teléfono un mensaje del Chase Manhattan Bank notificándole que la cuenta abierta en dicha institución bajo el nombre "Revelaciones de los Mayas 2012 y Más Allá" ( y que, según Levy tenía depositados 80.000 dólares), había sido vaciada.
Cabe destacar que dicha cuenta podía ser manejada unilateralmente por Elizabeth Thieriot, quien poseía una tarjeta autorizada a tales efectos.
ELIZABETH THIERIOT ( FUENTE: LOS DIVULGADORES  )
Al comprobar este hecho, Julia se dirigió al hotel Plaza Campeche donde se alojaba el productor local Eduardo Vertiz y le solicitó le entregara todo el material fílmico y fotográfico obtenido en Calakmul, pero éste no le franqueó el acceso a su habitación asegurándole que no tenía nada en su poder y que ya se habían llevado todo.
Siempre según las declaraciones de Julia, uno de los arqueólogos que participaba del documental, Ramón Carrasco, le informó entonces que había tenido noticias de que Thieriot había partido con el resto del equipo, que incluía 10 torres de ordenador y decenas de discos duros con material fílmico, con rumbo a la isla de Jaina para realizar nuevas filmaciones, las cuales Julia Levy tildaría en la misma querella de ilegales, siendo que él era el único autorizado por el INAH para filmar en los complejos arqueológicos.
Levy asegura en el mencionado expediente desconocer absolutamente los motivos que provocaron tal evento.
Por supuesto, no es así la versión de los hechos que relata Elizabeth Thieriot, quien asegura ser fundadora y única inversionista de la empresa R&E Productions, que legalmente produce y controla los derechos relacionados con el documental en cuestión, y que Julia Levy sólo estaba comisionado para adquirir equipo técnico, y lo acusó, no sólo de utilizar el mismo para fines ajenos a la confección del documental previamente a su llegada a México, sinó de adquirirlos ( y en algunos casos alquilarlos ) a título personal en lugar de hacerlo a nombre de la empresa como correspondía, ya que el dinero provenía de su financiación.
Y con respecto a los permisos del INAH afirma que cuando se involucró en la producción se le informó que los mismos se cambiarían a nombre de R & E pero que fue engañada por Levy y el trámite nunca se llevó a cabo.  
Esta versión de los hechos, de ser cierta, justifica plenamente que Thieriot haya retirado los fondos de la cuenta mancomunada.
Cabe destacar también que un artículo publicado en The New York Times firmado por Spencer Morgan en el cual se informaba que Raúl Julia Levy no es hijo del actor Raúl Julia sinó un impostor de nombre Salvador Alba Fuentes, fue utilizado por Thieriot como prueba cuando demandó al magazine "The Warp" por difamación pública al haber difundido allí el autor de la nota, Steve Pond, sólo la versión de Julia Levy sobre el evento.

En fin, nosotros siempre decimos que un dios no cabe dentro de un hombre, y demasiados egos inflamados es la historia recurrente que lamentablemente rodea casi todos nuestros posts sobre estos temas, llegando en algunos casos a finales trágicos y sangrientos protagonizados, irónicamente, por personas que pregonan constantemente un "despertar de conciencia", un "profundo cambio espiritual" o un "contacto con el ser de luz de nuestro interior".
Paradojas aparte, hasta donde se sabe Raúl Julia Levy ha sido separado de la producción del documental, y habrá que ver si el culebrón judicial en marcha permite su estreno a tiempo para octubre o noviembre de 2012 como estaba planeado ( lo más inteligente sería que las partes concilien y logren su liberación de mutuo acuerdo ), o finalmente se disuelve, tragado por el agujero negro de las vanidades.
Mientras tanto, y pese a los iniciales apoyos gubernamentales, el trabajo ha perdido contundentemente credibilidad, y por el momento las únicas revelaciones concretas han sido sobre los claroscuros de sus protagonistas más emblemáticos y, una vez más, sobre porqué, si realmente existen seres extra o intraterrenos de otras especies, evitan cuidadosamente relacionarse con nosotros. 

1 comentario:

Anónimo dijo...

Levy sos un chanta

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...