miércoles, 23 de enero de 2013

TÉSIS SOBRE UN HOMICIDIO, LA PELÍCULA: UN BUEN FILM CON UN FINAL COBARDE

Ante todo, debemos decir que no nos gustan las películas con final abierto, y que a tales resoluciones las llamamos "finales cobardes", porque nos parece que director y/o guionista se niegan a jugarse ( o no son lo suficientemente capaces ) para cerrar una trama que, como el espectador espera, elimine la ambiguedad,  faltando, de alguna manera, al código tácito cinematográfico de películas que, como ésta, pretenden presentar un policial noir psicológico, abriendo muchas aristas interesantísimas para luego, en una especie de "coitus interruptus", no cerrar bien ninguna.
Este final de hambruna que decide presentar "Tésis Sobre Un Homicidio", le quita casi toda su contundencia a una película que, hasta allí, era impecable, con un excelente manejo de cámaras y luces, un complemento musical perfecto, diálogos intensos y nó exentos de humor, y una actuación loable de todos sus protagonistas, con el capricorniano Ricardo Darín al frente, eficientemente secundado por el resto de un rutilante elenco.
El film no tiene escenas de acción, pese a ser un policial, y sin embargo no aburre ni por un instante, sorteando incluso la monotonía ambiental en la que se desarrolla, lo cual no es poco pedir para un director de cine, y el taurino Hernán Goldfrid se luce empleando recursos típicos de quien conoce profundamente el oficio.
La trama muestra las obsesiones de un abogado que ejerce la docencia, Roberto Bermúdez, que se convence de que uno de sus alumnos, Gonzalo Ruiz Cordera ( personificado por Alberto Ammann ), comete un asesinato y desea ser descubierto por Bermúdez.
Así, los excelentes diálogos entre ambos crean momentos tensos y a veces hasta filosóficos ( con descarnadas críticas sociales que incluyen al propio sistema judicial ) que van logrando un vibrante "in crescendo" acentuado por el deseo de ambos hacia la misma mujer ( para colmo, hermana de la víctima ), y donde cada vez se hace más incierto si la trama confirmará las sospechas del abogado, o, por el contrario, lo mostrarán a él como protagonista inconsciente de una oscura locura.
Todos los cañones, entonces, apuntan hacia el ariano Patricio Vega, guionista de la película ( basándose en un libro de Diego Paszkowski ) sobre quien recae la responsabilidad de resolver este intríngulis, que hasta allí había sabido llevar manteniendo la tensión, la incertidumbre y la intriga, para demostrar una total impotencia resolutiva que  destruye todos sus logros previos y lo colocan incluso bajo sospecha de haberse convertido en prisionero de su propio juego, de haber querido ponerse un traje demasiado grande, como ocurriera con el "Lost" de J.J.Abrams.  

3 comentarios:

La Redonda dijo...

Jajajaja no te pudiste resistir!!! y es que así nomas, si se trata de un cobarde compulsivo LO TRATAREMOS COMO TAL!!! jaja

pOmpOm

Nicolas De Bernardi dijo...

Acabo de verla. Muy recomendable. Muy gracioso escuchar a la gente decir que fue una basura sin saber que " para saber que nos enseña un libro, lo primero que tenemos que hacer es leer el título".Final increible y por supuesto me fui formulando mi propia tesis aun terminada la pelicula.

Federico Jordá dijo...

Pienso lo mismo, fue una excelente pelicula en todo momento, pero el final me desilusiono por completo es mas parece que la pelicula no termina, y es un final abierto a que pienses tu tesis sobre lo que paso, pero hay muchos cabos sueltos, hay quienes dicen que fue gonzalo, otros que dicen que fue el padre de gonzalo, otros que dicen que fue el novio de la hermana de calu rivero, que aparecio en 2 escenas, y la verdad no le veo la gracia a realizar una pelicula tan interesante sin un buen final como tuvo "El secreto de sus ojos", es como que hicieron una buena torta pero les falto la frutillita final.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...