martes, 8 de enero de 2013

¿OTRO MECANISMO ANTIKYTHERA EN LAS PROFUNDIADES OCEÁNICAS?: PODRÍA HABER UN SEGUNDO BARCO NAUFRAGADO DONDE SE DESCUBRIÓ EL ENIGMÁTICO OOPART

Pescadores de esponjas descubrieron en las inmediaciones de la isla Antikythera  un  naufragio romano que luego se haría famoso por haberse extraído de él el incomparable mecanismo Antikythera, un dispositivo tecnológico completamente fuera de su tiempo ( oopart ) cuyas funciones  parecerían ser similares a las de una computadora, y aún hoy son motivo de estudio y desorientación científica.
Ahora, una nueva inmersión en el acantilado de la isla ha sugerido que no hay allí un único barco hundido ( del cual se rescató el enigmático mecanismo ) sinó dos.
"Es un resultado emocionante", dijo el investigador Brendan Foley, un arqueólogo de la Institución Oceanográfica Woods, que presentó los hallazgos el 4 de enero en la reunión anual del Instituto Arqueológico de América en Seattle, EE.UU.
Otras numerosas piezas bronce, estatuas de mármol, jarrones y figuras se encontraron entre los restos del barco hundido en el siglo I aC en aguas demasiado profundas para un equiipo de buceo estándar.
El paisaje submarino también hizo imposible el despliegue de submarinos operados a control remoto, y en 1976, Jacques Costeau encabezó una expedición de buceo en el sitio, que desde entonces ha sido objeto de muchos intentos exploratorios.
Sin embargo, Foley, quien estudió minuciosamente los registros de la inmersión de 1976 y otros materiales de archivo, para luego dirigirse con un equipo de buzos técnicos y vehículos especiales de propulsión al punto del naufragio, indicó que "en el lugar, artefactos intactos se extienden sobre un área enorme, de unos 60 metros de largo, a profundidades que van desde 114 pies a 197 pies (35 a 60 m)".
El equipo indagó a unos 300 metros de distancia del  sitio explorado por Cousteau y como dato "preliminar" anticipó que creen haber hallado un segundo barco, probablemente integrante de la misma flota que el del accidente original, y víctima de la misma tormenta.
Se llevó un frasco a la superficie, para someterlo  a pruebas de ADN para determinar su contenido y se recuperaron dos componentes de un ancla de plomo, que se encontraba descansando en la parte superior de otros artefactos, lo que sugiere que estaba en cubierta cuando el barco se hundió.
Los investigadores planean regresar a la zona el año que viene y utilizar detectores de metales para barrer la zona donde realmente el quipo de Costeau ancló su nave y para tratar de resolver nuevos misterios: si hay un segundo barco, ¿éste contendrá otras piezas del mecanismo Antikyhutera?¿o en cambio guardará un nuevo misterio científico?.
"Nuestrosueño", le dijo Foley a LiveScience, "es encontrar un Antikythera completo".

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...