miércoles, 2 de enero de 2013

DE CÓMO ROLEX SE CONVIRTIÓ EN EL RELOJ MÁS FAMOSO DEL MUNDO

Hoy, Rolex es sinónimo de relojes caros y de notable calidad, pero ¿cómo llegó esta empresa a convertirse en las marca de relojes más popular del mundo? 
Desde su fundación en 1903, y hasta 1980 Rolex era una marca modesta y poco notable, y por una cuestión de modas su reputación dió un salto gigantesco cuando, durante el auge del movimiento "yuppie" en los Estados Unidos, jóvenes ejecutivos nuevos ricos, éstos incluyeron la marca entre los artículos suntuosos indicadores de estatus, por ser brillantes, grandes y caros ( y al aumentar su demanda, se volvieron más caros aún ).
En 1981, el  modelo en acero inoxidable DateJust  se vendía nuevo en EE.UU. por alrededor de 900 dólares, y en 1991 el mismo reloj valía  2.350 dólares.
Los modelos fabricados con metales finos incrementaron su precio  de manera aún más explosiva, incluyendo aleaciones mitológicas de materiales inexistentes y leyendas completamente incorrectas respecto a Rolex.
Entre los mitos incorrectos, se encuentra el que asegura que  todos los relojes Rolex son hechos a mano: muy por el contrario, son producidos en masa por máquinas patentadas por Rolex que fabrican alrededor de un millón de relojes al año, salvo honrosas excepciones en la gama más alta de ediciones especiales.
Su precisión también está sobrevalorada, ya que no es ni mejor ni peor que la de un reloj de 30 dólares, y, en definitiva, sus precios no se relacionan ni con la manufactura ni la mecánica del propio reloj, sinó, simplemente, con un prestigio adquirido además únicamente a raíz de una situación contextual que lo convirtió en ícono social.
Todo el resto es pelusa publicitaria e ilusión romántica que inflama la emoción y vacía los bolsillos.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...