viernes, 21 de diciembre de 2012

EN 2016 SE PODRÁ CONFIRMAR SI EINSTEIN TENÍA RAZÓN

Un grupo de astrónomos estadounidenses sostiene que la gran confirmación que necesita la teorìa de la Relatividad de Albert Einstein llegará antes del 2016, con  un 95% de probabilidades. 
De lo contrario, habrá que buscar nuevas explicaciones para algunos fenómenos fundamentales del cosmos y tendría profundas consecuencias pues se cuestionaría la mayoría de las cosas que hoy se cree saber sobre la evolución de las galaxias, según palabras del astrónomo de la Universidad de Princeton Frans Pretorius, coautor del trabajo, que se centra en el fenómeno de las ondas gravitacionales predichas por el genio pero nunca observadas de manera directa, ya que sólo podrían producirlas fuertes cataclismos como el choque de dos agujeros negros supermasivos  o de dos estrellas de neutrones. 
Hace casi un siglo, , Einstein predijo en su teoría de la relatividad general que esos cataclismos producen ondas expansivas que curvarían a su paso el andamiaje del universo, hecho de espacio y tiempo y sería como una versión cósmica y salvaje de lo que sucede al tirar una piedra a un estanque. 
Pero las colisiones de agujeros negros y estrellas suceden tan lejos que cuando sus ondas llegan a la Tierra ya son imperceptibles, lo que llevó al propio Einstein a pensar que nunca se detectarían o incluso a renegar de su existencia. 
Pretorius y  Sean Mc Williams, sostienen que su estudio puede demostrar que esas ondas existen y que su detección es “inminente”, o que incluso podrían haberse detectado ya sin saberlo ya que desde hace décadas los astrónomos han construídos sofisticados detectores láser que les permitan cazarlas. 
Ambos han hecho un nuevo cálculo de cuántas fusiones de agujeros negros supermasivos suceden en el cosmos y han concluido que en los últimos 6.000 millones de años las galaxias han multiplicado por cinco su tamaño y se  han formado pocas estrellas, por lo que  creen que el aumento en tamaño se debe a que las galaxias se están fusionando entre 10 y 30 veces más frecuentemente de lo que se suponía generando ondas  gravitacionales hasta cinco veces más intensas. 
Mc Williams dice que se ha contactado con investigadores de los tres detectores ya existentes para repasar todos los datos analizados con un modelo más preciso y menos simplificado, y constatar si ya se ha cazado una onda sin notarlo.
Por supuesto, hay muchos físicos que consideran demasiado optimista los cálculos de la pareja.
Descubrir las ondas gravitatorias, o nó hacerlo, será igualmente revolucionario, y podría llegarse a conclusiones que contradigan fundamentos profundos de la física moderna.

No hay comentarios:

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...